Blog

¡Entérate de todo!

sabores-kalua-helados

¿Un helado dulce y salado a la vez?

Hay a quien le vuelve loco el dulce y otros que se mueren por lo salado...pero ¿Qué os parecen los platos que nos sorprenden con combinaciones de lo más ingeniosas? En Kalúa no paramos de innovar y pensar nuevos sabores originales para nuestros clientes más exigentes. Como cada temporada elaboramos productos nuevos y originales, esta vez nos hemos decidido por la mezcla dulce-salado que tal vez no sea muy habitual en la mayoría de nuestras cocinas, pero lo cierto es que forma parte de muchos recetarios en los cinco continentes.

 

¡Entonces ¿por qué no probar esta combinación en el helado?!

 

Todos hemos estudiado eso de que los polos opuestos se atraen pues quizás ocurra lo mismo con los sabores.

En nuestro lenguaje no existe una palabra que defina la combinación de lo dulce y lo salado a la vez, y es extraño porque la gastronomía ha avanzado a pasos de gigante en la última década. Nuestros chefs conocidos mundialmente por su creatividad hace tiempo que innovan con las mezclas de sabores, texturas y aromas para deleitar los sentidos. Cada vez vemos platos más atrevidos y sorprendentes. Mezclas que parecen imposibles y que nunca hubiéramos imaginado ni en nuestras fantasías. Sin embargo, lo que creemos que es una moda en alza desde hace más de una década, no es tan innovadora como parece.

El interés por la mezcla de sabores viene de muy atrás en el tiempo. Alrededor del año 350 a.C, Aristóteles hizo un estudio de los diferentes sabores, manifestando el sabor dulce como uno de los sabores básicos. Por otra parte, la medicina Ayurveda documentó los cinco sabores principales entre los que se encontraba el salado.

La combinación de sabores salados y dulces es una tradición muy antigua de influencia oriental que ya formaba parte y estaba presente en la cocina romana y árabe. En sus respectivas gastronomías ya existían platos como los asados de carne y aves combinados con dulces como los tajines que aún a día de hoy comemos y que se acompañan a menudo de pasas, albaricoques y ciruelas.

La mezcla de dulce y salado aunque no lo creamos es uno de los primeros principios de la cocina y las bases de cualquier plato. Reflejo de ello es el gran uso que se hace de la cebolla en la mayoría de los platos salados de la cocina española. Este ingrediente, de naturaleza dulce, ayuda a potenciar los sabores de cualquier plato.

Desde luego hay contrastes de dulce y salado que ya no asombran a nuestro paladar como el melón con jamón, los dátiles con bacon, uvas y queso, piña y cangrejo o salsa rosa, seguro que has probado la famosa pizza tropical el queso brie con mermelada dulce de tomate o pimientos o el foie con confitura de frutos rojos o cebolla caramelizada… Las combinaciones son infinitas y se pueden ver como aperitivos, entrantes, ensaladas, acompañando platos principales, en postres…pero

¿cómo iría esta combinación de sabores en un helado?

Hace unos años ya se elaboraban helados salados, como los de queso manchego, hasta de chorizo o boquerones. Pero aparte de ser noticias puntuales o cosas que llamaban nuestra atención, parece ser que no llegaron a encontrar su hueco. Tal vez sea que había que buscar un poco más la fórmula correcta y es que a parte de parecer algo muy “loco”, no gustó del todo. Pero poco a poco hemos ido viendo en distintos platos de restaurantes creaciones equilibradas y sorprendentes que esta vez sí, han logrado un hueco en nuestra mesa. Este tipo de helados forma parte de la reinvención del arte culinario. Como guarnición o complemento de un plato, como aporte de texturas y contrastes… una forma innovadora de presentar sabores de siempre.

En Kalúa nos encanta innovar y probar con nuevos sabores, y esta temporada estamos de estreno con el delicioso sabor de caramelo salado. Un cremoso helado sabor caramelo mezclado con queso mascarpone. Ya os adelantábamos que nos encantan las cosas que son dulces y tienen un toque de sal, y es que esta combinación acentúa los sabores y los intensifica de una manera sensacional. Así que se podéis imaginar el sabor de este helado, ¡está riquísimo además es súper cremoso! Una vez traspasada la barrera entre lo dulce y lo salado, sólo te queda disfrutar como se merece de un auténtico placer para los paladares más heladeros.

Si aún no lo habéis probado…¡no os lo podéis perder! 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Leer más

Acepto

Nuestra página web utiliza cookies para analizar las visitas de los usuarios y así poder ofrecerte un mejor servicio basándonos en las necesidades detectadas. Las cookies son unos pequeños archivos que se guardan en el ordenador desde el que accedes a nuestra web y nos facilitan este análisis. La información que obtenemos está relacionada con los tipos de productos visitados, el tiempo que permanece en nuestra web, el idioma, el número de usuarios o el navegador web utilizado entre otros. Todas las cookies que utilizamos provienen de empresas estadísticas y bajo ningún concepto se obtienen datos de nombres y apellidos de los usuarios ni de la dirección postal desde donde se conectan. Puedes permitir, conocer, bloquear o eliminar las cookies usando la configuración de tu navegador. Para ello puedes usar los siguientes enlaces según el navegador que utilices:

Google Chrome: https://support.google.com/chrome/answer/95647?hl=es

Internet Explorer: http://windows.microsoft.com/es-es/internet-explorer/delete-manage-cookies#ie=ie-10

Apple Safari: http://support.apple.com/kb/index?page=search&src=support_site.kbase.search&locale=en_US&q=cookies

Mozilla Firefox: http://support.mozilla.org/es/search?esab=a&q=cookies

Opera Browser: http://help.opera.com/Windows/11.50/es-ES/cookies.html