Blog

¡Entérate de todo!

sabores-kalua-helados

Olvídate del síndrome post-vacacional con Kalúa

¿A quién no le gusta tomarse un rico helado para cortar la rutina? Además de ser unos de los postres más ricos y deliciosos que existen, ahora tenemos una mejor excusa para consumirlo más seguido y es que sus componentes como el triptófano, reducen el estrés, calman los nervios y alivian la melancolía que nos produce el regreso al trabajo.

Sigue leyendo te contamos cómo puede ayudarte el helado…

La vuelta de las vacaciones suele trastornarnos a todos los niveles y es que tras pasar unas semanas de ocio en las que nuestro ritmo de vida es más tranquilo, disfrutamos del buen tiempo…de todas aquellas cosas que no hacemos durante el resto del año, volver a la rutina diaria del trabajo no es tarea fácil.

El regreso de las vacaciones y la vuelta a la tediosa rutina es lo que conocemos como el síndrome postvacacional.

El síndrome postvacacional produce una sensación de tristeza, apatía, falta de energía o motivación al incorporarnos a nuestro trabajo o rutina diaria tras acabar el periodo de vacaciones.

Sus síntomas pueden variar de tipología e intensidad según cada persona, su entorno y sus responsabilidades u obligaciones, pero por lo general se caracteriza por una serie de características comunes relacionadas con el estrés y/o la ansiedad, tales como:

• Bajo estado de ánimo.

• Decaimiento.

• Apatía.

• Ansiedad.

• Falta de energía.

• Sensación de hastío.

Lo mejor para combatir el síndrome postvacacional es prevenirlo para evitar su aparición. Para ello, los expertos nos recomiendan seguir una serie de conductas:

• No volver de las vacaciones justo el día anterior. Reserva unos días al final de tus vacaciones para adaptarte y programar el regreso a casa de forma anticipada y relajada.

• Mantenerse activo y con hábitos saludables durante las vacaciones.

• Adapta los horarios a los habituales de forma suave y progresiva. Poner el despertador 5 o 10 minutos antes unos días anteriores a la vuelta al trabajo. Los primeros días de readaptación, salir antes de la cama te ayuda a tener más tiempo para organizarte y evita las prisas y el estrés. En definitiva, lo más importante es hacer que el cambio de las vacaciones al trabajo sea lo menos brusco posible y sobre todo busca el lado positivo de la vuelta al trabajo.

¿Cómo avisa nuestro cuerpo cuando algo no va bien?

Nuestro cuerpo es sabio y suele alertarnos con pequeños avisos, que muchas veces pasan desapercibidos pero que indican que algo no va bien. El deporte y la alimentación son piezas claves a la hora de mejorar el estado de ánimo. Ambos se encargan de potenciar la producción de la serotonina, la hormona de la felicidad. Cuando andamos escasos de ella, llegan a nuestra vida la ansiedad, la depresión y los trastornos del sueño.

Y ¿qué tenemos que hacer para regular los niveles de esta hormona? Muy sencillo… a la práctica diaria de actividades deportivas, debemos añadir una dieta equilibrada y rica en triptófano.

La ciencia ha identificado algunos alimentos esenciales que te permitirán elaborar un menú para combatir la depresión postvacacional y mejorar tu estado de ánimo, y entre estos alimentos está el helado.

Los helados contienen triptófano, un aminoácido que nos calma y reduce la agresividad, aumentando la producción de serotonina (la hormona del bienestar y la felicidad), que actúa en los estados de ánimo, especialmente inhibiendo los síntomas de la depresión y calmando estados de agresividad o ira. Eso ayuda a combatir el estrés, a relajarnos y a dormir mejor. La satisfacción de tomar un helado es similar al que produce ganar dinero o escuchar nuestra canción favorita.

Si además de las propiedades del helado le añadimos el cacao o el chocolate ¿qué tenemos?...Doble ración de felicidad.

El cacao contiene anandamida, una sustancia asociada a la sensación de felicidad. El chocolate negro también tiene efectos estimulantes, y aumenta tanto los niveles de alerta del cerebro como la atención, por lo que especialmente si trabajas después de comer consumir una pastillita de este dulce puede mejorar tu rendimiento y tu capacidad de concentración.

Pues con esto ya te lo hemos dicho todo. Si todavía sigues tanto con el síndrome post-vacacional como si no, no dejes que nada te amargue un helado.

¡Aunque las vacaciones estivales hayan terminado, no te despidas todavía de los helados!!!

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Leer más

Acepto

Nuestra página web utiliza cookies para analizar las visitas de los usuarios y así poder ofrecerte un mejor servicio basándonos en las necesidades detectadas. Las cookies son unos pequeños archivos que se guardan en el ordenador desde el que accedes a nuestra web y nos facilitan este análisis. La información que obtenemos está relacionada con los tipos de productos visitados, el tiempo que permanece en nuestra web, el idioma, el número de usuarios o el navegador web utilizado entre otros. Todas las cookies que utilizamos provienen de empresas estadísticas y bajo ningún concepto se obtienen datos de nombres y apellidos de los usuarios ni de la dirección postal desde donde se conectan. Puedes permitir, conocer, bloquear o eliminar las cookies usando la configuración de tu navegador. Para ello puedes usar los siguientes enlaces según el navegador que utilices:

Google Chrome: https://support.google.com/chrome/answer/95647?hl=es

Internet Explorer: http://windows.microsoft.com/es-es/internet-explorer/delete-manage-cookies#ie=ie-10

Apple Safari: http://support.apple.com/kb/index?page=search&src=support_site.kbase.search&locale=en_US&q=cookies

Mozilla Firefox: http://support.mozilla.org/es/search?esab=a&q=cookies

Opera Browser: http://help.opera.com/Windows/11.50/es-ES/cookies.html